• E-Mail Adresse

    Passwort  

El barrio marinero

Vegesack, la cara más marinera de Bremen

Contemplar barcos es bonito, sobretodo si ya se es entrado en años. Esto resulta especialmente placentero en Bremerhaven, sin embargo el aficionado dispuesto puede disfrutar de ello incluso más de cerca si se permite una pequeña excursión al puerto de Vegesack

Accesible en tren o en bicicleta el puerto se encuentra en el corazón del Bremer Norden (Norte de Bremen), el distrito de la ciudad hanseática.

Entre los años 1619 y 1622, en plena Guerra de los Treinta Años, se instalaron aquí comunidades de holandeses. Vegesack debía ser un antepuerto para la ciudad de Bremen. Entrados 20 kilómetros aguas arriba los grandes barcos debían ser aligerados de su carga  debido a que por el enarenado del río ya no podían alcanzar los campos de batalla.

Tras una historia llena de vicisitudes, la hasta 1939 independiente ciudad de Vegesack y su puerto se convirtieron en la sede de la mayor flota alemana de pesca del arenque. Desde 1895 hasta 1968 los barcos y la Sociedad de Pescadores de Bremen-Vegesack determinaron la vida en torno a la ría. El último barco superviviente de aquella época gloriosa es el queche cangrejero BV2 “Vegesack”, construido en 1895 por los astilleros Bremer Vulkan. Restaurado en 1979-80, todavía hoy refleja el corazón de la tradición marinera de Vegesack.

La ciudad, por lo demás tiene desde hace cinco años un sobrenombre: Vegesack puede señalarse también como Puerto Museo. Y con razón. Puesto que los amantes de los barcos y cualquiera que así lo desee de puede sumergirse en la historia marítima de Bremen con embarcaciones como el BV2 “Vegesack”, la coca hanseática “Roland von Bremen”, el “TS AtlantiC”, queche cangrejero  construido en 1871 por encargo del futuro Káiser Guillermo II o el “Feuerlöschboot 1”, buque contraincendios antiguamente amarrado en Bremerhaven y todavía plenamente operativo.

Sin embargo el Puerto de Vegesack es sólo una de las posibilidades para hacerlo. Quien desee desplazarse sobre la huellas de barcos y mar debe visitar obligatoriamente el Buque -Escuela “Deutschland”. No es solamente la última gran fragata conservada sobre las aguas alemanas sino que tiene el estatus de Museo Marítimo. Los camarotes se mantienen tal y como los constructores los idearon antes de que el buque, con sus 86 metros de longitud, fuese botado en el año 1927 en los astilleros de Teckelborg.

El visitante del Cisne Blanco del Unterweser, como también es conocido, puede por su propia mano accionar las maniobras o participar en el gobierno de la nave llevados por el personal que les servirá de guía en los secretos de los antiguos lobos de mar. La tripulación ha sido entrenada de acuerdo con las antiguas artes marineras y no sólo se han empeñado en detalle con todo lo concerniente al “Deutschland, sino que conocen infinidad de antiguos relatos marineros.

Los puertos y el “Deutschland”, son parte integrante de la conocida a partir del año 2000 como  Maritime Meile (la Milla Marítima) que termina en la “Schaufenster Bootsbau” desde hace algunos  años.

En estas antiguas instalaciones de la Bremer Vulkan, puede el visitante seguir con mayor o menor profundidad el proceso de construcción de barcos tanto pequeños como grandes. Están abiertas de lunes a viernes de 11 a 18 horas y a las 14 h. se celebra una visita guiada. Únicamente el fin de semana reina la paz puesto que la actual propietaria, la Bremer Bootsbau Vegesack (BBV) no trabaja en esos días.

En el otro extremo de la Milla Marítima junto al puerto y el Buque escuela, desde septiembre puede disfrutarse de otra atracción marinera: En el granero del puerto construido por Johann Lange en el s. XVIII, desde septiembre recibe una exposición multimedia permanente dedicada a la historia de Vegesack y la construcción de barcos junto al Unterweser. En realidad no se conoce su duración exacta pero está prevista su clausura en junio.

La visita al corazón de Bremen Nord se redondea  con un pequeño paseo por el Stadtgarten, cuyos orígenes se remontan al botánico Albrecht-Wilhelm Roth. Nacido en Dötlingen en 1757, hijo de un pastor protestante, ejerció como médico en Vegeseck pero su auténtica pasión era la Botánica. Por ello no resulta extraño que fuera el quien publicara la primera Sistematización de la flora alemana.

Las huellas de su trabajo son visibles en la creación de extenso parque con arbustos y árboles exóticos así como de flora típica del lugar. El Stadtgarten es el corazón verde de Vegesack y se extiende por toda la orilla del Weser, entre el río y la Weserstrasse, cuya Arquitectura ya merece de por sí un paseo. La  Weserstrasse es la única calle de Bremen que conserva el carácter de alameda.

A orillas del Weser se yerguen las casas señoriales construidas por las antaño poderosas familias de comerciantes como residencias o lugares de veraneo. En cambio, en la otra orilla se encuentran las singulares casas de los antiguos Kapitäne que hablan del grandioso pasado de Vegesack como cuna y hogar de viejos lobos de mar- un encanto y un aroma que, aún hoy, conserva.

 

Text von:

Medienkontor Vegesack
Ulf Buschmann

post@ulf-buschmann.de
www.medienkontor-vegesack.de


vege.net GmbH Kontakt | AGBs | Impressum